La Carne Cocida nos da Más Energía que la Carne Cruda

La Carne Cocida nos da Más Energía que la Carne Cruda

Cocinar los alimentos fue una actividad clave en la evolución del ser humano. Investigadores de la Universidad de Harvard (EE UU) aseguran que de la carne cocinada se obtiene más energía que de la carne cruda. Este sería un ejemplo de los beneficios y la relevancia que ha tenido la cocina en la evolución humana.

La energía es la razón principal por la que nos alimentamosLa investigación, que se publica en el Proceedings of the National Academy of Sciences, ofrece avances teóricos de la evolución humana y una visión práctica para la nutrición moderna. El experimento, que han llevado a cabo con ratones, mostró claramente que la carne cocida aportaba más energía a los ratones que la carne cruda.

“La energía es la razón principal por la que nos alimentamos”, asegura la doctora Rachel Carmody, que ha encabezado la investigación.

Este trabajo refuerza la idea de que la adopción de la cocina fue un evento importante en la evolución humana, hasta el punto de que, según Carmody, “cocinar habría aportado la energía necesaria a los primeros humanos para superar esos cambios evolutivos tan costosos energéticamente”.

Los riesgos de comer carne cruda

De hecho, el consumo de carne cruda es una práctica que aumenta las posibilidades de sufrir una intoxicación alimentaria. Además de tratarse de un alimento que puede contaminarse con agentes patógenos para el ser humano, su ausencia de tratamiento deja abiertas las puertas a que estos sean ingeridos.

Por el contrario, si se crean condiciones adecuadas, como una cocción o una fritura adecuadas, es posible eliminar los microorganismos de riesgo.

La cocina es biológicamente importante al aportarnos más energíaLos humanos ya comían carne cruda hace 2,5 millones de años, cuando todavía no controlaban el fuego. Probablemente la golpeaban con herramientas antes de comerla. Más tarde, hace 1,9 millones de años, el cuerpo de los primeros humanos creció, su cerebro se hizo más complejo y adquirió habilidades para correr largas distancias, con lo que el aporte energético de su dieta se hizo más importante.

El profesor de Antropología Biológica de la Universidad de Harvard, Richard Wrangham, ha destacado la importancia de la teoría de Carmody, defendida por él anteriormente, ya que “por primera vez sabemos por qué la cocina es tan importante cultural y biológicamente: porque nos aporta más energía, y en la vida la energía es muy importante”.

Fuente: LeaNoticias

Te invitamos a seguirnos en Facebook

Deja un comentario